Un gigante de whisky canadiense, creado en 1858 y pasando seis largos años en roble antes de embotellar para el sabor más suave posible. Nariz: de cuerpo medio con notas de azúcar de cebada y anís, notas de hierba cortada e hinojo, una pizca de paja y una frescura vegetal. Paladar: muy dulce y suave. Hay notas de especias de invierno y azúcares oscuros, un toque de ron. El acabado es de mediana dulzura y de longitud media.

©2017 Racó Lounge

Diseño y Desarrollo Quarter Studios